Universidad Nebrija Centro Colaborador de la Universidad Nebrija

Blog

El enfoque de marco lógico

El enfoque de marco lógico
Qué es y en qué consiste el enfoque de marco lógico (EML), una forma de programación que sintetiza la información en los datos más relevantes de la matriz

¿Qué es EML? La gestión de proyectos forma parte de la realidad de la empresa. Y la mejora en esta planificación repercute positivamente no solo en el proceso sino también en los resultados. Existen distintas herramientas que están orientadas a fortalecer este aspecto. Una de ellas es la metodología EML, que pone luz en este proceso al concretar las variables que forman parte del caso. Por ejemplo, la clarificación de los objetivos. Este método es conocido como enfoque del marco lógico.

Un planteamiento que potencia la excelencia tanto en la programación como en la puesta en marcha de la planificación de ese guión. El éxito de un proyecto depende, en gran medida, de su planificación realista y objetiva. De lo contrario, la improvisación continua puede romper con factores tan importantes como el cumplimiento de plazos. Existen distintos aspectos que conviene tener en cuenta en esta programación.

¿Cuál es la principal ventaja de esta metodología? Aporta orden a un proceso y potencia el nivel de éxito en el resultado final mediante una óptima planificación de los diferentes apartados vistos en su relación con el todo. 

Gestión de Proyectos con EML

Mediante la descripción escrita de los distintos apartados del proyecto, un equipo puede tener una visión del mismo. A través de esta preparación, es posible visualizar el camino a seguir a partir de entonces, incluso antes de haber completado todas las etapas de este proceso. Por tanto, esta es una herramienta para potenciar la excelencia en la programación de este plan de acción del equipo. Mediante esta herramienta, es posible incrementar el control en relación con aquello que ocurre en un proyecto, avanzando en la dirección prevista en cada etapa. Esta es una de las fortalezas de esta propuesta. Enfoque del Marco Lógico: ¿Cómo hacerlo? 

Protagonistas del proyecto

Un proyecto de equipo está integrado por personas que forman parte de la realidad de este momento. Aquello que hace o no hace una persona, influye de manera positiva o negativa en un conjunto que puede ser interpretado como un sistema. Por ello, es muy importante acotar el contexto de situación de este proyecto mediante la identificación de aquellas personas que estarán presentes en las etapas de este proyecto. Al poner en el centro de este apartado a las personas que forman parte de este proyecto, también aumenta el nivel de comprensión en torno al mismo.

Ya que cada persona tendrá una influencia distinta en este escenario. Aunque algunas personas tengan una implicación más continuada en el proyecto, es recomendable nombrar a todos aquellos que desarrollarán un papel en este proceso. Es importante identificar a quienes forman parte del proyecto, porque también serán estos protagonistas quienes acudirán a las diferentes reuniones destinadas a tratar los temas de interés común en las diferentes etapas del proceso.

Identificación de la meta principal

Un proyecto muestra la suma de distintas actividades relacionadas entre sí. El objetivo principal es aquel que aporta sentido a cada acción, puesto que define cuál es la dirección. Es muy importante contextualizar con anterioridad al propio cumplimiento de esta meta, cuál es esta dirección prevista. Este objetivo principal es el más relevante, es prioritario en sí mismo. La correcta identificación de esta meta general es fundamental, puesto que otros objetivos intermedios estarán conectados con esta causa final.

La expectativa prevista tiene que ser realista desde la descripción de la situación actual. Ya que la planificación de este proyecto describe el camino que va a recorrer el equipo desde el punto de partida hasta el punto de llegada. Este apartado puede resultar complejo, puesto que es importante discernir cuál es verdaderamente esa meta principal que aporta un significado a este proceso. La identificación de la meta principal también puede poner de relieve el diagnóstico de una necesidad.

Cuáles son los objetivos específicos

En relación con el apartado del objetivo principal, conviene puntualizar que eso no significa que en una programación de este tipo solo exista una meta. Es cierto que solo existe una meta principal, pero existen otras opciones posibles. Existen más consideraciones a tener en cuenta, sin embargo, sí existe una diferencia entre las cuestiones planteadas en este guión. Por ejemplo, la naturaleza de un objetivo principal es distinta a la de una meta específica puesto que el orden de importancia no es el mismo en este esquema. El objetivo general es aquel que aporta sentido a una meta específica.

Es decir, al haber cumplido un objetivo intermedio, el proyecto reduce la distancia que mantiene con el punto principal. Pero, además, es determinante poner en orden esta perspectiva que atiende a la causa final para clarificar el trabajo desde la perspectiva del corto y el largo plazo. Gracias a ello, los protagonistas también pueden clarificar sus funciones y mantener su concentración en cada etapa del proceso. Los objetivos deben ser concretos y realistas, ya que, a su vez, también debe poder comprobarse su cumplimiento o incumplimiento cuando llegue el momento oportuno. De este modo, también es posible analizar los resultados de esta programación, observando aciertos y posibles cuestiones que podrían mejorarse.

Árbol de problemas

La determinación de los objetivos también está en relación con los posibles problemas y dificultades presentes en este proceso. Esta planificación es más efectiva cuando sus protagonistas visualizan con claridad cuál es el contexto de la situación mediante un diagnóstico eficaz. Los problemas son variables que conviene tener en cuenta. El árbol de problemas describe esta realidad desde distintos puntos de vista. En primer lugar, desde el punto de vista del origen, es decir, de cuál es la causa. A su vez, el problema también interfiere en el curso de los acontecimientos generando una huella, es decir, así como esta cuestión tiene una causa, también produce la consecuencia de posibles efectos.

De este modo, este árbol pone el acento en una visión integral de esta cuestión. Al poner luz en aquello que está sucediendo, es posible ganar comprensión en torno a ese asunto mediante la búsqueda de una solución. El árbol de problemas, a partir de la propia metáfora visual de un planteamiento que tiene forma de árbol, permite poner en conexión el asunto principal con posibles efectos derivados del mismo, a través de un planteamiento en cadena puesto que una causa produce una consecuencia. Por ello, esta dinámica también es especialmente visual puesto que ayuda a observar la conexión que existe entre los distintos componentes, más allá del aspecto individual de cada dato.

Descripción de alternativas

También es importante poner en relación la información del árbol de problemas que describe la realidad desde este punto de vista, con la dirección de futuro de las metas para vincular ambos planos de información mediante la descripción de una lluvia de ideas de posibles alternativas prácticas, que pueden influir positivamente en la realidad misma del proyecto. Por ejemplo, estas alternativas pueden nombrar posibles estrategias prácticas para algunas de las dificultades nombradas en ese árbol de problemas. Las alternativas abren nuevos caminos. Sin embargo, esta descripción siempre debe estar centrada en el realismo de aquello que es viable en relación con los recursos disponibles (los medios de los que dispone una entidad no son infinitos).

Diferenciación entre cuestiones controlables y factores externos

Un equipo puede incrementar su nivel de estrés en la colaboración en este proyecto si constantemente se concentra en posibles hipótesis que no puede predecir, circunstancias que tal vez ocurran pero que quizá no pasen nunca. Esta visión alimenta la incertidumbre en el trabajo diario al poner la atención en un aspecto que por su propia naturaleza no es controlable. Por esta razón, en la interpretación de las distintas variables que forman parte de esta planificación, es especialmente importante identificar cuáles son esos posibles ladrones de energía que generan confusión. Por tanto, los diferentes apartados de esta planificación describen la situación misma. Y también es importante tener presente qué posibles cuestiones pueden influir en el proceso en sí mismo.

Lista de actividades

Descripción de cuáles son las tareas necesarias y concretas para poder obtener los resultados visualizados, atendiendo al modo. Es decir, teniendo en cuenta cuáles son los elementos empleados para desarrollar estas propuestas. 

Matriz del Marco Lógico

La planificación de esta programación puede observarse de manera visual en esta matriz que contiene los datos más relevantes de este programa. La lectura de esta matriz es fundamental porque sintetiza el núcleo fundamental de los aspectos esenciales de este proyecto. Por ello, para elaborar esta matriz es muy importante realizar con detenimiento la descripción y el análisis de la situación. 

Por tanto, la estrategia del enfoque del marco lógico puede ser muy positiva para aquellas empresas que buscan nuevas herramientas para programar los proyectos desde el punto de vista de la planificación, el diseño de una estrategia, la realización de un seguimiento y la evaluación de los resultados. Esta es una herramienta que ofrece una metodología ordenada que puede ponerse en práctica en distintos escenarios. Esta propuesta fue desarrollada en el año 1969 y desde entonces ha sido utilizada en diferentes proyectos. Este modelo no solo puede ser empleado en empresas, sino también en instituciones. 

Comentarios (1)

Responder

Juan Charles López Navas

Enviado el

Me parece exelente los apartados, y el contenido de uno.